»Noticias »Los mestizos existen

Los mestizos existen

imgen

La construcción de los múltiples mestizajes tuvo en la Guerra del Chaco y en la Revolución Nacional dos motores de aceleración. Más aún, la discursividad política comenzó a admitir a los mestizos en plural, como parte importante de la construcción nacional.

Hubo resistencias no menores de muchas élites a ser incorporadas en los múltiples mestizajes, por su tozudez de entenderse a sí mismas como “blancas” en una Bolivia que ya estaba coloreada por todos los matices de los diversos cholajes construidos por la historia al edificar la República de Bolivia.

Esas élites no comprendieron que ellas mismas fueron parte de las intersubjetividades que construyeron los mestizajes, de los cuales esos “blancos” son una parte.

Si la Revolución Nacional dio un empuje a la creación de los diversos mestizajes, también tuvo un rol trascendental en la creación de ciudadanía y en los procesos de ciudadanización. El proceso de democratización iniciado en 1982 es otro momento crucial de impulso de la ciudadanización en Bolivia, parte nodal de ese proceso es la participación popular comenzada. La Constitución Política de 1994 reconoció lo que era una realidad, el carácter pluricultural y multiétnico de Bolivia. Las discusiones conceptuales ulteriores entendieron que el salto restante que debía dar Bolivia era el de la construcción de la interculturalidad, es decir, el avance a la aceptación mutua y respeto recíproco, entre esos pluris y multis de Bolivia.

Las discursividades de tipo étnico, que privilegian temas raciales y culturales, tienen su remate en discursos racistas que no inducen a la creación de un nosotros compartido. Por el contrario, invitan y empujan a las construcciones apologéticas de las identidades individuales y particulares, en especial las de tipo étnico, resaltando las bondades de los pueblos originarios y de los indígenas, descuidando, olvidando y hasta maltratando a las multiplicidades de las identidades mestizas, a las cuales por acto de venganza con el pasado se las culpabiliza de las exclusiones que habrían sufrido los pueblos originarios.

Esa etnización de la política, en lugar de crear una idea compartida de país, más bien induce a violencias raciales, que expresan que para crear país hay que acabar con los otros, con los diferentes. El creer que en el pasado algunos mestizos hayan excluido a los indígenas daría el derecho para que éstos excluyan a los primeros de la tarea de la construcción nacional. ¿No es ésa la idea del censo, excluir a los mestizos?

La política desde la visión de esos sectores, o desde la óptica estatal, no implica la búsqueda del interés general, más bien consiste en el logro del interés particular, en este caso de los pueblos originarios.

Tras los discursos del multiculturalismo o desde la prédica de la interculturalidad, lo que promueven es la acción monocultural, pues ni siquiera se abre el lente de la acción en pro de las 36 naciones indígenas de este país, sino básicamente se ejecuta la acción de apoyo a la nación aymara, a cuya cultura se la coloca como la cultura oficial del Estado.

Ese intento estatal de ocultar los múltiples mestizajes de este país, de imponer la etnización de la política, de sustituir el multiculturalismo por el monoculturalismo, evita la interculturalidad, impone una sola cultura, la aymara, conduce a generar violencias raciales, destrucción de las institucionalidades republicanas y derruir las instituciones de la democracia representativa. Ese intento revolucionario de tonalidades étnicas no condice con el desarrollo y profundización de la democracia.

La paradoja de la historia es que a medida que se trata de imponer el monoculturalismo y señalar a determinadas etnias con prerrogativas especiales respecto de todas la demás y en comparación de todos los mestizajes de este país, emerge un efecto sociológico no deseado, que consiste en que cada vez más las mayorías de Bolivia se reconocen como el producto de múltiples mestizajes, de los cuales son parte, como también son parte de la construcción histórica de la República de Bolivia.

 

Carlos Toranzo Roca es economista

Fuente : http://www.paginasiete.bo/2012-01-05/Opinion/Destacados/13Opi00105-01-12-P720120105JUE.aspx


Fecha de publicación: 2012-01-19

Facebook Twitter
izmir rent a car

Puede contactarse con nosotros escribiéndonos al correo electrónico: fconstruir@fundacionconstruir.org  o  dirigirse a nuestras oficinas en la siguiente dirección:

Av. Los Sauces Nº. 188 entre calle 8 y av. Arequipa (Calacoto)

  La Paz - Bolivia

Teléfono-Fax:(591 -2) 2917212 

La Paz - Bolivia

Diseño y desarrollo web: www.dibeltecnologia.com